Vivir en Burgos

Burgos es una ciudad pequeña y atractiva, en la que vivir es fácil y asequible. Tiene muchas ventajas respecto a grandes urbes porque todo es tranquilidad, pero a su vez cuenta con una gran oferta cultural y de naturaleza. Vivir en Burgos puede convertirse en una gran experiencia, pero hay mucho que analizar de esta ciudad; aquí conocerás lo malo y lo bueno.

Ventajas de vivir en Burgos

Burgos es una pequeña ciudad en plena expansión, que cuenta con todos los servicios que cualquier ciudadano puede desear. Su situación geográfica es inmejorable, a pocas horas de Bilbao y de la capital. La ciudad presume de contar  con unas magníficas carreteras de acceso, siendo una población a la que se accede con facilidad.

Una de las ventajas de vivir en Burgos es su magnífico Cinturón Verde -que rodea el casco urbano-, difícil de encontrar en otras poblaciones. Es el pulmón verde de la ciudad, aporta aire puro y es un lugar ideal para visitar. Según dicen sus propios residentes, no hay burgalés que no se sienta orgulloso de este singular espacio repleto de pinos, árboles y aves.

NOTA
El casco histórico de Burgos es un lugar digno de visitar, con orígenes medievales y con iglesias, cascos históricos y monumentos impresionantes. Merecen la pena las Murallas medievales, por supuesto su imponente Catedral, y el Museo de la Evolución Humana, basado en las míticas excavaciones de Atapuerca.

Burgos es una ciudad en expansión, con mucha oferta inmobiliaria, y con una economía que va creciendo con fuerza en los últimos años. La perspectiva de encontrar empleo es también uno de los mayores alicientes para trasladarse a Burgos. Gracias a la apertura del Hospital de Vista Alegre, la zona ha adquirido una especial relevancia.

Hay una gran oferta de pisos para comprar y alquilar, y los negocios han florecido con éxito alrededor del nuevo hospital, convirtiendo esta zona en un lugar para vivir y trabajar que está, sin duda, muy bien valorado por los burgaleses y la gente que viene de otros lugares a trabajar.

Por otra parte, las comunicaciones son muy buenas, a través de autopistas que unen Burgos con Madrid y el País Vasco, y numerosas carreteras nacionales. La capital dispone también de Aeropuerto, a 6 kilómetros, y de varias líneas de ferrocarril que lo comunican con varias ciudades.

Desventajas la vida en Burgos

La principal desventaja de vivir en Burgos es el intenso frío en invierno, difícilmente soportable para muchos visitantes, y también para los que llegan para quedarse.

Para quienes no están acostumbrados al intenso frío, es necesario buscar viviendas y lugares de hospedaje totalmente acondicionados, pues el frío puede resultar aterrador. Muchos burgaleses dicen que Burgos tan sólo tiene dos estaciones: la de tren y la de invierno; y no lo dicen de broma.

A pesar de que las comunicaciones por carretera son excepcionalmente buenas, las comunicaciones ferroviarias pueden dejar bastante que desear, ya que Burgos se comunica exclusivamente con determinadas ciudades del País Vasco, con Valladolid y con Madrid. Cualquier visitante o residente que no conduzca debe saber que los transbordos en trenes son muy necesarios, ya que las vías ferroviarias de nuestro país siguen siendo, por desgracia, muy radiales. Todas acaban y empiezan en la capital, y son necesarias muchas y mejores comunicaciones.

En este vídeo de menos de 6 minutos vas a poder ver los mejores sitios de Burgos. ¡No te los pierdas!:

Contenido relacionado:

Vivir en Burgos puede ser una buena decisión si buscas tranquilidad, pero mala si estás en época de divertirte y pasarlo bien. En el caso de que optes por la segunda opción, en la sección ➽➽➽ España tenemos ciudades más cosmopolitas.
Compártelo con tus amigos!!Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*