Vivir en comunidad

En estos tiempos, cuando priman conceptos como el de aldea global, no debemos perder de vista que hay aspectos o elementos comunes que nos mantienen en estrecha interrelación con el grupo o grupos de personas con las que más nos relacionamos. Es por eso que en este artículo te explicaremos los conceptos sobre lo que significa vivir en comunidad, además de darte algunos consejos que te ayudaran al buen vivir dentro de tu comunidad.

¿Qué es vivir en comunidad?

Si bien podemos comenzar por explicar que vivimos en comunidad cuando compartimos con otros un mismo espacio físico, un idioma, costumbres y otras características culturales, no debemos perder de vista que el mundo actual se ha encargado de mantener el concepto en constante transformación.

Una de las consecuencias de estos cambios tiene que ver con términos como comunidad de naciones, que se usa para hacer resaltar los acuerdos políticos y económicos entre diferentes naciones o grupos de ellas.

Sin embargo, nuestra percepción de comunidad solemos remitirla a espacios y grupos de personas más concretos con quienes mantenemos relaciones de cercanía, y esto por supuesto va produciendo sensaciones de empatía recíproca, lo que nos lleva a sentirnos como parte de un todo en nuestro universo comunal.

Diferentes tipos de comunidad

Como acabas de ver, compartir una nacionalidad o un idioma ya te hace parte de una comunidad, lo mismo que compartir espacios como el barrio, el edificio o una misma calle. Pero también existen otro tipo de intereses que han llevado al nacimiento de diferentes comunidades, creadas por la necesidad de hacer valer intereses comunes.

Conociendo los tipos de comunidades, estructuradas para la convivencia de los diferentes grupos humanos según sus propósitos, te llevará a una mejor comprensión de este tema. Si bien se pueden intentar diferentes formas de clasificación, la forma más común de dividirla es como te la presentamos a continuación:

Comunidad mundial

No basta con decir que todos somos parte del mundo, y nunca hay que dejar de tener presente que la Humanidad en sí misma es la comunidad más grande que puede existir.

Cuando hacemos referencia a comunidad mundial, estamos borrando todo tipo de fronteras políticas o cualquier otra barrera, lo mismo que incluimos a todos los habitantes del planeta sin distinción de raza, credo, color, sexo o inclinación sexual, profesión u ocupación y hasta la misma nacionalidad.

Desde el mismo momento del nacimiento tenemos derechos y deberes, lo que es igual a decir que todos por igual estamos obligados a observar normas de convivencia. Un buen ejemplo lo vemos en la Declaración Universal de los Derechos del Hombre.

Comunidad internacional

Aunque suele entenderse en los mismos términos que el concepto anterior, cuando hablamos de Comunidad Internacional nos referimos específicamente a las naciones. Es decir, cada nación comienza a verse como una entidad política particular con su gobierno, leyes y otros aspectos que la distingue de las demás en sentido de soberanía.

Para completar la idea, es bueno observar los esfuerzos representados en la integración de los países en diferentes organismos internacionales como la Unión Europea, la OEA o la Unión Africana, entre otras, que han sido pensadas para que grupos de países se unan para perseguir fines comunes en beneficio de los grupos humanos de cada uno de ellos.

Comunidad nacional

A partir de la conceptualización de lo que es una comunidad nacional, comienza a delinearse de forma más nítida la idea de comunidad en el imaginario colectivo, básicamente porque se comienza por compartir entre todos un mismo gentilicio.

Al ser habitantes del mismo país, hay aspectos tanto tangibles como intangibles comunes a todos, lo cual comienza por tener el mismo gobierno, las mismas leyes y en general los mismos derechos y deberes.

Comunidad científica

Este tipo de comunidad engloba a todos los científicos en general, sin hacer distinción de una especialidad en particular; aunque sus miembros pueden hacer parte de diferentes asociaciones. Cada país cuenta con una asociación científica particular.

Quienes hacen parte de ella por regular son vistos con respeto y admiración en todo el mundo, ya que de su seno han salido muchos de los adelantos científicos y tecnológicos puestos al servicio de la comunidad mundial, es decir, de la Humanidad.

Comunidad educativa

En algunos país también llamada comunidad comunitaria, nos remite al ámbito educativo y de la enseñanza, donde por supuesto conviven los alumnos y los docentes de las instituciones educativas hasta los niveles medios.

Este tipo de comunidad ha hecho posible que el sector educativo en gran parte del mundo haya alcanzado niveles participativos muy altos, donde docentes y alumnos han aprendido a tomar decisiones a través del consenso, lo que sin duda es un gran paso para dejar atrás esa rígida imagen que desde siempre acompañó a los maestros.

Comunidad académica

Algunos suelen clasificar este tipo de comunidad junto a la educativa, pero podemos diferenciarla por la variedad de conocimientos que se imparten en la ella, además del nivel de los mismos.

Una comunidad académica suele contar con muchos miembros de la comunidad científica, que disponen de una gran libertad para llevar adelante sus investigaciones en las universidades y otras instituciones de educación superior.

Comunidad gremial

Todo el que ejerce una actividad profesional forma parte de un gremio o colegio, donde se agrupan según su especialidad, por lo que no es raro escuchar hablar sobre el gremio médico, o el colegio de contadores, por citar dos ejemplos. Asimismo incluye a los diversos sindicatos que agrupan a los trabajadores de todos los niveles.

Este tipo de comunidad tiene una presencia muy importante a la hora de buscar mejoras para sus agremiados, y eso hace que tengan mucha presencia en los diferentes medios de comunicación de todos los países del mundo.

Comunidad LGBT

También existen comunidades que agrupan a las personas según su orientación sexual, y eso lo vemos en la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales, que se han visto empujados a unirse en comunidad para hacer valer sus derechos.

Si bien aún existen algunas personas que rechazan este tipo de manifestación de la personalidad, la comunidad mundial en general ha comenzado a ver el fenómeno con una mente más abierta, lo que se traduce en mayor grado de aceptación de estas personas que siempre se han visto como parte de un colectivo oprimido.

Comunidad de vecinos

La comunidad de vecinos suele ser entendida como una institución conformada para velar entre todos a cualquier eventualidad que pueda presentarse en un vecindario en particular, y se puede asegurar que está presente en todas las sociedades.

Algunos la circunscriben a los residentes de un edificio, un conjunto residencial o la calle de un barrio en particular, en cuyo caso estaríamos hablando de una de las comunidades más pequeñas; pero también es donde debemos saber convivir de la mejor manera. De eso hablaremos en el próximo apartado.

Consejos para una mejor convivencia en comunidad

Existen normas básicas para un buen desenvolvimiento, cualquiera que sea el tipo de comunidad al que perteneces. Por supuesto, todo debe comenzar por interiorizar que eres parte esencial e igualitaria de un conjunto comunitario donde es necesario que cada uno cumpla las reglas de convivencia.

Los siguientes consejos y recomendaciones te pueden servir para ser visto como un verdadero líder comunitario, que es lo mismo a ser un ejemplo para los demás miembros de tu comunidad:

  • Pon empeño en conocer a todos los miembros de la comunidad, y en esa misma medida trata de conocer cada zona de tu vecindario.
  • Intégrate por completo: Esto se logra participando en tantos eventos comunitarios como te sea posible y asistiendo a las reuniones convocadas. Igualmente es un deber colaborar en labores de limpieza y mantenimiento de las áreas comunes.
  • Trata a todos con el debido respeto: Esto pasa por saber comunicarse y exponer los puntos de vista teniendo en cuenta que los demás pueden tener alguna diferencia en la forma de ver y tratar cada problema o contingencia que involucre a todos en la comunidad.

Para finalizar, es necesario dejar claro que pueden existir tantos tipos de comunidades como necesidad de mancomunarnos se presenten. Con eso queremos decir que las personas pueden sentir necesidad de formar comunidades por motivos religiosos, para reunir a quienes son víctimas de hechos en particular y hasta para ciertas celebraciones.

Además, no es necesario que todos vivan en un mismo lugar para declararse miembros de alguna comunidad, como lo demuestran las asociaciones de fanáticos de algunos clubes de deportes, un fenómeno que ha producido comunidades globales, cada una distinguiéndose de las otras por símbolos y colores.

Para poder hacer vida en comunidad, lo primero que se tiene que hacer es aprender a escuchar sin juzgar a quien te habla. En este vídeo verás de lo que te hablamos:

Contenido relacionado:

Me alegra el hecho de haberte aclarado con más detalle el significado de vivir en comunidad. Si crees que hemos acertado con la definición, nos gustaría que compartas con tus amigos este artículo. Abajo tienes los botones de acción social 🙂
Compártelo con tus amigos!!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*