Vivir en Cusco

También conocida como “la Roma de las Américas”, esta ciudad ubicada en el sureste de Perú, específicamente en los Andes peruanos, fue declarada en la Constitución peruana como la capital histórica del país y, según la opinión de los latinos, la capital turística de Sudamérica. Una urbe llena de contrastes entre estilos indígenas y el mundo occidental moderno, la cual tiene un ecosistema rico e inspirador, pues todo lo que la rodea te mueve y te nutre. Si estás pensando vivir en Cusco, a continuación te contamos cuáles son las principales ventajas y desventajas de hacerlo.

Ventajas de vivir en Cusco

En primer lugar, Cusco cuenta con un clima semi-seco y frío; la temperatura media anual es de 19 °C y ésta puede caer en invierno hasta los 4 °C. La ciudad cuenta con tres estaciones climáticas: cálida, templada y frío, siendo junio y julio la temporada más fría, con nevadas ocasionales.

Por su ubicación, tiene parte de sierra y de selva, lo que hace que se pueda disfrutar de ambos ecosistemas. Resulta un lugar perfecto para aquellas personas amantes de la naturaleza, pues su belleza radica en la flora y fauna local. Además, la población no es muy abundante, por lo que si estás buscando un lugar tranquilo para vivir, esta ciudad te brinda todo lo que necesitas.

Por otro lado, la economía de Cusco es la segunda mejor posicionada de Perú. Te gustará saber que esta es una de las mejores ciudades para buscar trabajo en todo el país, con múltiples oportunidades laborales para prácticamente cualquier sector. Además, por ser una ciudad poco poblada, la competencia profesional es baja, por lo que encontrar un buen puesto de trabajo no será difícil si cuentas con buenos estudios que respalden tus habilidades.

Su fuerte economía la convierte también en uno de los mejores lugares para invertir de toda Sudamérica. Si eres emprendedor, te gustará saber que en esta ciudad podrás realizar múltiples inversiones en cualquier sector. El principal negocio de esta urbe es el turismo. Debido a la diversidad de paisajes y zonas turísticas, es visitada cada año por miles de turistas que llegan a gastar mucho dinero. La agricultura también es un buen sector para invertir en Cusco.

Desventajas de la vida en Cusco

Una de las desventajas y preocupaciones de los que deciden vivir en Cusco es el famoso “mal de altura”, y esto es porque la ciudad se encuentra a 3.399 metros sobre el nivel del mar. Si no provienes de un país con condiciones similares, los primeros meses sufrirás de este mal.

En lo referente a la educación básica y superior, debes de saber que no es de muy buena calidad en comparación a la que podrías tener en Lima o en otras ciudades del centro del país. De hecho, es posible que tus futuros hijos deban migrar hacia otras ciudades para superarse profesionalmente, ya que la oferta de carreras no es muy amplia.

Por otro lado está el tema de la inseguridad, un clásico en los países latinoamericanos. Si bien esta es la ciudad de Perú con menos inseguridad, existen zonas en las que tendrás que tener mucho cuidado al andar. Los robos a negocios son bastante comunes y, aunque hay muy pocos crímenes violentos, existen bandas de delincuentes que son bastante problemáticas. La noche es sin duda la hora del día en la que debes estar más atento, en especial por la actual tendencia de consumo de drogas.

La calidad del transporte público tampoco es buena, al menos en comparación con Lima, la capital. Si deseas moverte con total libertad por Cusco lo mejor es que compres un vehículo. De lo contrario tendrás que subirte a autobuses colapsados de personas de los que seguro te desearás bajar a los dos minutos.

Si quieres hacer un viaje a Cusco sin gastar mucho dinero, te aconsejo que le des al botón de play:

Contenido relacionado:

¿Vivir en Cusco no es como lo habías imaginado? No caigas en el desánimo, hay más urbes para vivir dentro de ➽➽➽ Sudamérica.
(Visited 7 times, 7 visits today)
Compártelo con tus amigos!!Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*