Vivir en El Cairo

El Cairo es la capital de Egipto y, por ende, la ciudad más importante del país. Residir aquí puede ser considerado en parte una locura, ya que la ciudad carece de muchas cosas en comparación a otras urbes occidentales. Si quieres vivir en El Cairo, a continuación te señalaremos los pros y contras de lo que sería tu estancia en la ciudad.

Ventajas de vivir en El Cairo

El Cairo es una de las ciudades más importantes de África, de hecho, es el centro de la economía egipcia, y esto se debe a la industrialización que existe, sobre todo en torno a los textiles y procesamiento de alimentos. Actualmente, la mayor fuente de trabajo e ingreso proviene de los servicios financieros y el comercio, así como también del turismo.

El Cairo es una ciudad en la que te será bastante fácil conseguir trabajo si eres un profesional egresado de una buena carrera. El nivel de cultura de los habitantes locales es bastante bajo, por lo que no tendrás problemas en hacerte con un puesto en una empresa local.

Se caracteriza por ser una ciudad llena de vida, definida por el constante ir y venir de la gente y su diversidad cultural, étnica y religiosa. Sus habitantes son personas muy religiosas, por lo que te será habitual ver a personas arrodillándose en las calles, pues parte de su población es musulmana. En lo que se refiere a calidad humana, los egipcios pueden ser catalogados entre los mejores; son personas muy amables y espirituales.

Desventajas de la vida en El Cairo

El Cairo tiene un clima desértico, lo que resulta un poco desfavorable, ya que en verano las temperaturas son superiores a los 40°C. Por otra parte, la ciudad tiene algunos fenómenos naturales desagradables, como por ejemplo, las tormentas de arena y polvo del desierto del Sáhara, entre los meses de marzo y mayo, motivo por el cual la salud de los pulmones de sus habitantes se ve comprometida.

Con respecto a la organización, podemos afirmar que El Cairo es una ciudad caótica. Es vista como una urbe desorganizada y estruendosa pero, más allá de esto, es una localidad sin ley. Por ser un lugar donde habitan muchas personas, sus calles son un desastre, ya que existe una gran cantidad de coches que transitan por sus carreteras sin ningún semáforo de por medio. Esto hace que para los peatones sea difícil poder caminar libremente, puesto que las leyes de tránsito parecen no existir, por tanto los coches avanzan por la vía sin mirar a ningún lado, lo que compromete la seguridad de los viandantes.

Otro inconveniente es la contaminación y, aunque El Cairo nunca fue una ciudad muy limpia, desde la revolución industrial los desechos han pasado a ser un problema de estado. Ningún gobierno ha podido acatar tal situación, tratándose de un problema bastante grave en materia de salubridad, incrementando la probabilidad de que sus habitantes padezcan enfermedades infecciosas graves.

Pero sin duda, el principal problema de El Cairo es el terrorismo. Vivir en esta ciudad puede ser una verdadera película de acción. Por todas las calles donde camines verás puestos de control militar, debido a que la amenaza de atentados terroristas es constante y bastante amplia. A pesar de que los terroristas no se enfocan en atacar concentraciones de personas, sino instituciones gubernamentales y policiales, el agobio de sus habitantes es constante.

Por último, deberás estar pendiente de tus pertenencias cuando salgas a la calle. La cantidad de carteristas que hay en los mercados populares es alarmante, lo que genera que haya múltiples robos cada día. Esto es un problema serio, a pesar de que pocas veces un robo termina en un crimen violento.

En este vídeo tienes más opiniones de gente que ha estado viviendo en el Cairo. ¡Conoce su experiencia!:

Contenido relacionado:

¿No te termina de convencer la idea de vivir en El Cairo? En nuestra sección de ➽➽➽ África puedes conocer otras ciudades exóticas para vivir.
Compártelo con tus amigos!!Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*