Vivir en Formentera

La isla de Formentera es sinónimo de paisajes de gran belleza, espectaculares playas y acantilados, y lugares paradisíacos para descansar y cambiar de aires. Si quieres que sea tu nueva lugar de residencia, sólo aquí conocerás los que serían los pros y los contras de vivir en Formentera.

Ventajas de vivir en Formentera

Para los amantes del mar, las playas absolutamente paradisíacas y la tranquilidad, Formentera es una buena opción. Se trata de la isla menos poblada del Mediterráneo, con tan sólo 13.000 habitantes. Está rodeada de maravillosas playas y calas, por sus 69 kilómetros de litoral, y por unos entornos naturales bellísimos. La principal ventaja de la vida en Formentera es el clima benigno la mayor parte del año, los paisajes de ensueño, y la absoluta tranquilidad.

Las temperaturas máximas en Formentera son de 29℃, mientras que las mínimas se producen en enero, y son de 8℃. Además, los días lluviosos en un año raramente superan los 50, por lo que podremos disfrutar de más de 300 días soleados. ¡Un auténtico lujo!

Una de las mayores cosas de la isla es su gran nivel de vida; Formentera recibe a lo más granado del turismo, tanto nacional como internacional, que gastan a lo grande, lo que genera empleo en restauración, empresas turísticas y de hostelería.

NOTA
La vida de los comercios, restaurantes, hoteles y negocios es muy activa, y genera mucho dinero a la isla, especialmente en zonas turísticas como Es Pujols.

Para los enamorados de los paraísos naturales, el ambiente tranquilo y las noches de bullicio durante el verano, aunque sin la masificación de otros lugares turísticos, Formentera es el lugar ideal para establecer nuestra residencia.

Desventajas de la vida en Formentera

El principal problema de Formentera es la vivienda. Encontrar alojamiento en la isla se ha convertido en una verdadera odisea para quienes quieren acudir a trabajar en los meses estivales, o incluso en las otras épocas del año. Hay escasa disponibilidad debido a que los pisos no están en alquiler durante todo el año, ya que en temporada alta se les quiere sacar más rendimiento para alquilar la vivienda como piso turístico, y así obtener más ingresos. Todo esto conlleva que alquilar un piso en Formentera a buen precio sea casi una utopía.

Los precios del alquiler son elevadísimos, además no hay un baremo de alquileres o compras para hacerse una idea. El mercado inmobiliario resulta difícil de entender y es excesivamente caro: por menos de 350 euros, muchas personas que acuden a trabajos de verano, no encuentran habitaciones compartidas con otros residentes.

Otro de los inconvenientes de la isla son las escasas comunicaciones. No existen conexiones con la Península durante el año, sólo con el puerto de Ibiza. Las carreteras no son malas, pero tan sólo hay cuatro líneas de autobuses que unen los principales puntos de la isla, por lo que es difícil moverse si no disponemos de un automóvil para ir a las calas o a las playas más desiertas y recónditas.

Si sólo dispones de un día para conocer Formentera, en este vídeo tienes algunas ideas:

Contenido relacionado:

Vivir en Formentera todo el año puede ser un poco monótono. Sin embargo, en ➽➽➽ España hay otras ciudades en las que podrás llevar una vida más ajetreada. 
Compártelo con tus amigos!!Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*