Vivir en Jamaica

Si te gusta el reggae, el caribe y los climas templados entonces muy probablemente conoces la existencia de Jamaica, pero ¿cómo es vivir en Jamaica? Porque los nativos no viven de consumir marihuana, no todos usan rastas y las comidas típicas no son a base de pescado. Los estereotipos que se han formado alrededor de la vida jamaiquina son precisamente eso, generalizaciones. La verdad es que vivir en esta isla es más bien sinónimo de riqueza cultural, pero sí hay ciertos aspectos que oscurecen su panorama.

Ventajas de vivir en Jamaica

Belleza natural: La isla cuenta no solamente con bellas aguas cristalinas y arena blanca como la nieve, sino que además hay un terreno montañoso que cubre el corazón de la misma. Su clima es, como el de toda isla caribeña, soleado, caluroso, húmedo y con suaves brisas en la costa. La ventaja que pone a esta isla en la delantera con respecto a las otras Antillas vecinas es que a pesar de estar justo en el medio del mar Caribe no sufre de huracanes; esto se debe a las montañas previamente mencionadas.

El territorio jamaiquino también engloba a una lista de islotes y cayos como lo son:

  • Banco de Pedro
  • Cayos de Pedro
  • Cayos de Puerto Real
  • Cayos de Morant
  • Cayo Sandals
  • Islas Bogue
  • Isla Navy
  • Isla Pigeon

Excelente comida: Sí, es una isla, pero sus platillos no se limitan a criaturas marinas, pues la comida autóctona es el resultado de la suma de la cocina local, africana, británica, española y asiática. Algunos ejemplos de su variada gastronomía son: primero, el pollo Jerk, que es un pollo cocinado a fuego lento con una salsa a base de scotch  Bonnet, nuez moscada, pimiento frotado seco y una gran variedad de especias. Segundo, el Ackee, un plato conformado por bacalao y vegetales cultivados localmente. Y por último, arroz y guisantes, que realmente puede ser cualquier tipo de leguminosa cocinada a fuego lento con agua de coco.

En definitiva, es un lugar en donde el paladar se recreará de distintas maneras.

Un tesoro en cultura: Su lema es “de muchos, un pueblo”, porque si su cocina es variada en extremo, entonces sus expresiones artísticas son universales. El arte jamaiquino predilecto, sin embargo, es la música. En esta isla los géneros e innovaciones musicales son muy extensos, tanto, que es difícil seguirle la pista a cada uno de ellos. Los mismos son el mento, ska, reggae, rocksteady, dub, dancehall y el drum and bass; su artista más destacado es, por supuesto, Bob Marley, de cuya imagen se ha servido la comunidad para crear museos, paseos y una cantidad de atracciones turísticas.

Estructuras modernas: El gobierno jamaiquino ha invertido en todo lo que favorezca el turismo, como es el caso de una buena plataforma de telecomunicaciones para cumplir con todos los requerimientos de la conectividad global, y un trío de aeropuertos muy modernos para aliviar y optimizar la afluencia de pasajeros.

Desventajas de la vida en Jamaica

La vivienda, un lujo: Hay servicios de hotelería muy hermosos y zonas en donde las casas son parte del paraíso tropical, tal y como se comprueba en Kingston (la capital), pero estos lugares no son accesibles para una gran cantidad de nativos. La división de clases es muy marcada y desequilibrada, pues el poder monetario reside en manos de unas pocas familias privilegiadas.

Los precios de la vida en Jamaica son más bien poco costosos comparado al mercado internacional, pero en relación al sueldo mínimo en la isla es en realidad muy elevado.

La odisea de encontrar trabajo: Para trabajar en Jamaica se necesitan estudios de grado superior y el papeleo correspondiente que te permita ejercer, y este proceso por sí sólo es bastante tedioso. Muchos extranjeros con empresas productivas las mantienen fuera de la isla y viven de lo que hacen en otros mercados porque la competencia de trabajo es gigante, por no mencionar la amplia tasa de desempleo. Todo se vuelve incluso más engorroso cuando se trata del área económica dominante, el turismo, pues los isleños son muy celosos del mismo y no les place que los nuevos residentes entren en la competencia.

Con ojos en la espalda: Jamaica es la isla más peligrosa del Caribe, con una tasa de homicidios altísima. Tanta inseguridad se debe a que Jamaica es punto de encuentro entre pandillas delictivas, y además escala predilecta de los traficantes de cocaína que buscan llegar a los Estados Unidos y Gran Bretaña. Por supuesto, en esto también toma protagonismo el mercado de marihuana de la isla, pues aunque parte de ella sea medicinal, los campos con hectáreas clandestinas.

En conclusión, Jamaica es una tierra hermosa suspendida entre aguas más hermosas aún; luce como un edén tropical. Pero nada más alejado de la verdad, es un lugar con mucho potencial, económico y humano, pero su desarrollo ha sido puesto en espera debido a la mala administración de recursos, ayudas al sector menos favorecido y la incidencia del mercado ilegal. No puede negarse que es un territorio propicio para vacacionar y soñar, pero por los momentos no ofrece las condiciones necesarias para vivir tranquilamente en ella. Sin embargo, muchos se arriesgan y sacan de ello mucho provecho; y tú, ¿te atreves?

¿Quieres saber qué 6 cosas puedes ver en Jamaica? Adelante con el vídeo:

Contenido relacionado:

RECOMENDACIÓN
Habiendo visto cómo es vivir en Jamaica, te aconsejo que entres en ➽➽➽ Centroamérica para ver otros países en los que poder comenzar de cero.
Compártelo con tus amigos!!Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*