Vivir en Lanzarote

Cuando se piensa en España, vacaciones, playas y aguas cristalinas inmediatamente acuden a nuestra mente las Islas Canarias. Lanzarote es uno de los archipiélagos canarios -el tercero más poblado-, y su capital se llama Arrecife ¿Pero qué más, preguntarán algunos? Pues bien, vivir en Lanzarote es vivir al margen del océano Atlántico, pero también es gozar de seguridad, proximidad a todo lo que se necesite, y otra serie de factores íntimamente relacionados con la vida cotidiana.

Ventajas de vivir en Lanzarote

Clima y naturaleza: Debido a su localización y cercanía al continente africano (está sólo a 145km de las costas africanas), el clima de la isla es subtropical. Los veranos son cálidos, soleados y de altas temperaturas, pero con brisas constantes gracias a las ráfagas de aire del desierto del Sahara. Los inviernos son igualmente tropicales pero mucho más frescos; las precipitaciones son poco frecuentes, por la falta de montañas.

En cuanto a sus paisajes, pues es de conocimiento público que la flora y fauna de las Islas Canarias son totalmente endémicas, es decir, propias de la región y muy difíciles de encontrar en otra parte del mundo. Toda su variedad de especies subsiste en medio de playas, zonas volcánicas, dos macizos montañosos y jardines enteros, producto del ingenio del hombre, de uva malvasía.

¡Vamos, que hasta ha sido nombrada como Reserva de la Biosfera por la UNESCO!

Los nativos de la Isla: Acostumbrados a la afluencia de turistas, el canario oriundo de Lanzarote es naturalmente receptivo y bastante alegre, totalmente dado al trato al público. No por nada son una isla que vive del turismo y los servicios que derivan del mismo.

Precios accesibles: El sueldo promedio no es mucho, apenas 1.000 euros, mucho menos que el sueldo medio de toda Europa. Pero hay un detalle, y es que los precios de vivienda en esta isla son mucho más bajos también. Conseguir inmuebles no es difícil, y si buscas bien, puedes conseguir precios  alucinantes. Así que podemos afirmar que el costo de vida en Lanzarote no es elevado.

Gastronomía: Lanzarote es un centro turístico que se enorgullece de su comida local, que es sencilla pero rica en sabores. La mayoría de ella se basa en productos del mar, como es obvio, pero también predominan los productos de la agricultura insular, como la batata, la papa, la cebolla, las lentejas y el maíz.

Así mismo tienen sus postres autóctonos, como el bienmesabe de trucha y el frangollo. Por último, pero no menos importante, hay que resaltar el vino de Lanzarote, cuya sola existencia es un éxito por sí mismo. De una manera muy ingeniosa, los nativos utilizan la tierra volcánica para aislar a la planta del calor del día y para preservar la humedad de la noche, por lo que los viñedos de Lanzarote son muy productivos y el resultado es excelente.

Desventajas de la vida en Lanzarote

Las oportunidades de trabajo: Lanzarote no es el lugar ideal para desarrollarse en el ámbito laboral. Sin contar el turismo y los trabajos relacionados con la actividad agrícola, realmente no hay mucho de donde elegir. Es una isla no muy grande e iniciar nuevos negocios tampoco es fácil, pues los comerciantes son muy celosos de su mercado y no cualquier local tiene éxito; los que triunfan han de ser lugares muy originales e innovadores.

Es el lugar ideal para personas que se trasladan con un contrato empresarial, poseen negocios fuera de la isla o están jubilados. También hay que anotar que los chefs, bartender y baristas son bastante cotizados y consiguen trabajo con facilidad, aunque muchos son despedidos al terminar el verano.

Servicios médicos: Por alguna razón los servicios sanitarios no están en sus mejores condiciones e intentar gozar de ellos puede ser hasta agotador, pues hay listas de espera muy largas. Si sufres de una condición especial de la salud no es aconsejable vivir en Lanzarote, pues puede que no consigas las atenciones requeridas.

Pasividad: Es algo contradictorio, pero si lo que esperas es una isla llena de vida nocturna y emoción, pues eso no es lo que te encontrarás en Lanzarote. El archipiélago, a pesar de ser turístico, es bastante tranquilo, así que para los jóvenes y/o entusiastas éste podría no ser el lugar esperado.

En resumen, Lanzarote es un lugar lleno de bellezas y sorpresas bastante aptas para vacacionar, pero también para vivir si se busca una vida playera, tranquila y accesible. Con las dificultades y limitaciones propias de las zonas aisladas, la isla canaria se las ingenia para ofrecer una experiencia única y autóctona.

Si optas por mudarte a Lanzarote, aquí tienes 8 planes que no puedes dejar de hacer dentro de la isla:

Contenido relacionado:

¿Dudando de si vivir en Lanzarote? No hay problema, visita nuestra categoría de ➽➽➽ España y ahí encontrarás otras ciudades en las que residir.

Compártelo con tus amigos!!Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*