Vivir en Lleida

Lleida es una de esas ciudades de las que todo el mundo ha oído hablar, pero pocos se han atrevido a dar el paso de residir en ella. Tanto si has entrado por curiosear como si vas a tener que mudarte, en este artículo encontrarás algunas cosas buenas y malas de vivir en Lleida.

Ventajas de la vida en Lleida

Lérida es una de las provincias españolas en las que menos paro hay. La cifra de personas sin trabajo no alcanza las 40.000, en concreto la tasa de desempleo es de un 15,24%. Puede parecer una cifra alta, pero si lo comparas con el resto de España es relativamente baja. Además hay que añadir la cercanía que tendrás entre tu domicilio y tu puesto de trabajo; no es que sea un adivino, es que en esta ciudad todo pilla cerca. El tiempo que te ahorras yendo y viniendo del trabajo puedes dedicarlo a otras cosas que sean más de tu grado que conducir o ir en metro.

Viviendo en Lleida tienes la opción de disfrutar de una agenda cultural que probablemente no tenías en tu ciudad de origen. El lugar cuenta con algunos museos muy interesantes de ver, como por ejemplo el Museo de Arte Jaime Morera. Si sigues sin saciar tu apetito cultural, siempre puedes acudir a los numerosos conciertos, exposiciones de arte o funciones teatrales que se representan en esta urbe.

Pero ahí no queda la cosa, vivir en Lleida es sinónimo de poder disfrutar de una gastronomía sin parangón. Lo mejor de la cocina mediterránea se concentra en este lugar, que presume de poder contar contar con algunos de los platos más deliciosos de toda Cataluña:

  • Girella
  • Torta de recapte
  • Caracoles a la cazuela
  • Vino Costers de Segre

Con independencia de la zona que elijas para residir, tu casa siempre estará rodeada de parques, o en su caso de preciosos entornos naturales. Por ejemplo, en los parques naturales de Estant de Sant Maurici y en el de Aigüestortes podrás dar unos agradables paseos y desconectar del estrés del día a día. Además, si te gustan los deportes de aventura seguro que agradeces tener los paisajes montañosos tan cerca.

Y ya para acabar, me veo obligado a añadir que Lleida ofrece los mejores servicios en cuanto a calidad de educación y atenciones sanitarias se refiere. Tanto si tienes hijos en época escolar como si caes enfermo, puedes estar muy tranquilo.

Desventajas de vivir en Lleida

La vida nocturna de esta ciudad se resume en una zona de pubs y un par de discotecas, no hay más. Para verdaderamente pasártelo bien un viernes o sábado noche lo mejor que puedes hacer es coger un tren con destino Barcelona. Si eres de los que no puede estar una semana sin pegarte una buena fiesta, te aconsejo que no pongas un pie en Lleida.

Si bien la ciudad ofrece unos servicios públicos muy buenos a sus residentes, en el tema del transporte no es así. Gracias a que las distancias a recorrer son cortas es probablemente un mal menor, pero si tienes la mala suerte de tener que usarlo muy a menudo te deseo suerte.

A pesar de que podemos encontrar varias ventajas por vivir en Lleida, muchos la descartan como posible opción debido a que en la relación calidad de vida y costo de la misma no sale muy bien parada. El costo de vida se asemeja más a grandes urbes que a pueblos, sin embargo, el ambiente de la ciudad es más de lo segundo que de lo primero. ¡Hay que pensárselo bien!

¿Sólo tienes 48 horas para estar en la ciudad? Entonces sigue estos consejos:

Contenido relacionado:

En resumen, vivir en Lleida es una buena opción si buscas tranquilidad, pero mala idea si quieres un poco de movimiento. Pero tranquilo, hay más provincias en ➽➽➽ España para vivir.

Compártelo con tus amigos!!Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*