Vivir en Logroño

Logroño es una pequeña ciudad del norte de España, capital de La Rioja. Cuenta con todos los servicios de una gran ciudad, aunque sigue siendo un lugar tranquilo y agradable, en el que los vecinos se conocen, y que se recorre de parte a parte en menos de media hora, sin necesidad de coger el coche y si no hay prisa, ni tan siquiera el transporte público. Si tu objetivo es vivir en Logroño, aquí encontrarás unas cuantas pistas para sacarle el mayor partido a tu estancia.

Ventajas de vivir en Logroño

Logroño es una bellísima ciudad, bañada por el río Ebro, que a día de hoy sigue conservando el encanto de ser una población tranquila, donde se respira relax, no hay prisas, ni tráfico, ni estrés, y donde se puede dejar aparcado el coche sin tener que preocuparse por él porque podremos desplazarnos a pie. La tranquilidad es sin duda una de las principales ventajas de Logroño, frente al tráfico y las pérdidas de tiempo en carretera que se sufren en las grandes ciudades.

Su estilo gótico y medieval es muy destacable, por lo que la ciudad merece la pena, al menos, una visita. Las Iglesias de San Bartolomé, del siglo XIII, la de Santiago, la Concatedral de Santa María de la Redonda, o la fachada del mercado, y su Casco Antiguo con las callejuelas recoletas y las casas medievales y renacentistas, son todo un placer para los sentidos.

Otra de las principales ventajas de residir en Logroño es que se trata de una de las ciudades españolas más baratas para vivir, y con diferencia. Tanto los alquileres como las compras de viviendas están bastante por debajo de la media española. Lo mismo ocurre con los billetes de transporte público, la cesta de la compra, y el combustible para el automóvil.

Además de los atractivos culturales, no debemos dejar de lado la maravillosa gastronomía riojana, y en especial sus internacionalmente famosos vinos de La Rioja, con un sinfín de bodegas que podemos visitar, para disfrutar de un entorno diferente y poder catar los mejores vinos. Los logroñeses recomiendan fervientemente la Calle del Laurel para disfrutar de las mejores tapas y los mejores vinos, por su ambiente, calidad gastronómica y variedad.

Disfrutar de la tranquilidad de esta ciudad, con todos los servicios a mano, puede ser un gran lujo para aquéllos que han decidido trasladar su residencia a Logroño.

Desventajas de la vida en Logroño

Sorprendentemente, y aunque la vida resulte barata, comer fuera resulta más caro que en otras ciudades españolas, ya que según se desprende de varios informes, resulta alrededor de un 10%. Tal vez sea por los magníficos caldos que acompañan las cenas, pero las facturas de los restaurante son más caras, y hay que estar atentos al bolsillo.

La principal desventaja de vivir en Logroño es el clima, a veces desagradable y extremo. Debido a la proximidad del Ebro, los veranos no son extremadamente calurosos, pero sí muy húmedos y difíciles de soportar para personas que no están acostumbradas. Los inviernos son inclementes y fríos, y hay que estar bien preparados.

Pero salvo estos dos inconvenientes, vivir en esta monumental ciudad, si lo que nos gusta es la tranquilidad cotidiana y la vida sin prisas, puede ser una de las mejores opciones.

Atento a estas espectaculares imágenes de la ciudad de Logroño. Te servirán para tomar una decisión:

Contenido relacionado:

Otro de los inconvenientes de vivir en Logroño es la poca vida nocturna que hay en la ciudad. Si estás buscando un lugar con más ambiente por la noche, recuerda que tenemos la sección ➽➽➽ España, repleta de ciudades en donde residir.
Compártelo con tus amigos!!Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*