Vivir en Lyon

Lyon es la tercera ciudad de Francia, y es mayormente conocida por ser el lugar donde los hermanos Lumiere filmaron la primera película de la historia, además de por ser la ciudad natal de Antoine de Saint-Exupéry, autor de “El Principito”, una de las obras insignia de la literatura mundial. Este vibrante rincón francés atrae a miles de personas tanto por su atractivo como también por la gran cantidad de oportunidades laborales que ofrece; una vez que llegues no querrás irte, y si decides vivir en Lyon es probable que no te arrepientas.

Ventajas de vivir en Lyon

Desarrollo económico: Lyon siempre se ha caracterizado por tener una intensa actividad industrial:  en el pasado gracias a la producción y exportación de seda, y hoy en día por la presencia de numerosas empresas petroquímicas, farmacéuticas y biotecnológicas. Ayuda mucho su estratégica ubicación, cerca de las principales ciudades y los corredores ferroviarios.

Además la ciudad cuenta con muchas universidades prestigiosas y actividad turística que ayudan a que la oferta de empleo sea muy alta. Esto implica que Lyon sea una de las ciudades favoritas por los inmigrantes para establecerse. También hay que apuntar que los sueldos son bastante buenos y las condiciones de trabajo son favorables para sus residentes.

Lugares de interés: Quedarse sin algo que hacer en Lyon es prácticamente imposible, ya que es una ciudad muy dinámica con una oferta cultural variada y festivales como el Fête des Lumières, en el que se iluminan los edificios y monumentos durante varios días. La arquitectura también es uno de sus puntos fuertes, representada por iglesias, plazas, teatros y una gran variedad de museos. Los lugares que no debes dejar de visitar en Lyon son:

  • La Basílica de Notre Dame de Fourvière
  • Parc de la Tête d’Or
  • Plaza de Bellecour
  • Iglesia Saint-Jean o Catedral de Lyon
  • Musée Historique des Tissus

Gastronomía: La comida representa uno de sus grandes atractivos, por lo que la ciudad también es conocida como la capital de la gastronomía francesa. Aquí abundan los bouchons -restaurantes típicos de Lyon-, lugares sencillos en donde puedes encontrar tanto platos típicos franceses como distintivos de la región.

Uno de los más populares es el andouillette, una especie de salchicha elaborada con el intestino y el estómago del cerdo. También ofrecen opciones más tradicionales como la soupe d’oignon o sopa de cebolla, la ensalada lyonesa, el el brioche prâlinée… Todo esto acompañado de un delicioso vino, ya que en Lyon se producen los mejores del país.

Transporte: La ciudad ha logrado la disminución del tráfico mediante la optimización de su sistema de transporte. Hoy en día Lyon cuenta con uno de los más variados y tecnológicos sistema de transporte, con un metro que comunica la ciudad a través de varias líneas, el tranvía, coches eléctricos compartidos y alquiler de bicicletas de manera gratuita. También ofrece la opción de monitorear la disponibilidad mediante una aplicación móvil.

El ambiente en Lyon es tan divertido y jovial que ofrece a sus habitantes una calidad de vida excepcional, lo que lo convierte en uno de los destinos favoritos del país europeo. Sin embargo, ahora vamos a conocer las sombras que esconde la ciudad.

Desventajas de la vida en Lyon

Contaminación: La ciudad entra recurrentemente en el listado que realiza la Unión Europea sobre localidades con altos índices de contaminación atmosférica por dióxido de nitrógeno (NO 2), lo que puede significar un riesgo sanitario grave para toda la población.

La comunidad insta a los afectados a tomar medidas urgentes para reducir estos niveles. En Lyon esto es provocado por los automóviles, por lo que la ciudad ha implementado medidas para reducir el volumen global de tráfico, y están tratando de sacar de la circulación a los automóviles más antiguos, como los vehículos diesel. Además se implementan zonas de protección del aire y medidas de restricción de tráfico, las cuales de no ser incumplidas pueden costar una multa de hasta 300 euros.

Ciudad costosa: La calidad de vida en Lyon es muy alta, y aquí los precios son más elevados que en algunas ciudades de Europa. Aunque es un poco más económica que París, los restaurantes, supermercados, servicios y gasolina tienen un coste significativo. Las residencias cerca del centro de la ciudad pueden llegar a tener precios desorbitados, sin embargo existen alojamientos un poco más alejados a precios más accesibles.

Idioma: A menos que viajes a Lyon con un trabajo de antemano, es necesario que manejes el francés, porque si no te será complicado conseguir un empleo, ya que las empresas se decantan siempre por las personas que manejan el idioma. Además necesitarás el idioma para poder comunicarte, porque aunque estén muy avanzados, los franceses no son famosos por su alto nivel de inglés; pero la parte nuena es que son muy comprensivos con los extranjeros y siempre se muestran colaborativos.

Una chica venezolana viviendo en Lyon te va a enseñar la ciudad por dentro:

Contenido relacionado:

Vivir en Lyon es una experiencia que definitivamente hay que probar, pero en la categoría de ➽➽➽ Europa podrás encontrar ciudades en las que la calidad de vida es más alta.

Compártelo con tus amigos!!Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*