Vivir en Malta

En este artículo conocerás lo fascinante que puede llegar a ser vivir en Malta los 365 días del año, pero también descubrirás algunas razones por las que no deberías hacerlo. Empecemos por lo bueno.

Ventajas de vivir en Maltamalta

Si te gusta viajar, Malta es un buen lugar para establecer tu residencia fija, ya que está a tiro de piedra de los mejores países europeos para hacer turismo, como pueden ser Italia, Francia o España. En el aeropuerto podrás encontrarte con un montón de ofertas y de rutas que se adecuen a tus necesidades.

Al ser una región del mediterráneo, el clima por lo general es templado. Las temperaturas son perfectas para practicar actividades al aire libre o explorar las diferentes islas del país.

La tercera razón para emigrar a Malta es porque es un país rico en lo que a historia y cultura se refiere. Hasta 3 lugares diferentes han sido declarados como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, incluyendo su capital, La Valleta.

Malta ha sido elegido como el segundo país más seguro para vivir según la ONU. Es un lugar muy tranquilo por lo general, en que los robos con violencia o intimidación son casi inexistentes. Lo máximo que hay aquí son robos a turistas despistados.

Moverse por las islas en barato, rápido y sencillo. Puedes tomar un ferry, alquilar un coche o coger un autobús a tu gusto.

Malta cuenta con uno de los hospitales más grandes y reputados de toda Europa. Además aquí la sanidad es gratuita para todos los habitantes de la Unión Europea.

El coste de la vida tampoco te supondrá un problema, ya que la mayoría de productos de primera necesidad son asequibles. Lo único que te aconsejaría es que en verano si tienes que hacer la compra te alejes de las zonas más ajetreadas por el turismo, ya que los astutos comerciantes suelen subir los precios en esta época del año.

Inconvenientes de la vida en Malta

Acabo de poneros en las ventajas el clima pero quizás haya un punto negativo que hay que valorar, que es el bochorno que hace en verano. Las temperaturas pueden ser muy altas, incluso a veces llegar a los 40ºC. Si estás en la playa de lujo, pero al pasear por las calles petadas de gente además quizás te agobies un poco.

La segunda desventaja con la que nos podremos topar de vivir en Malta es el idioma, ya que el maltés no es un idioma que conozcamos los latinos. Es cierto que aquí mucha gente habla el inglés, pero también es verdad que para optar a los puestos de empleo el maltés es un requisito fundamental.

Esto nos lleva al tercer inconveniente y es que el 70% de los puestos de empleo que se ofrecen para extranjeros son de camarero, con sueldos muy bajos, que seguramente no te servirán para llegar a fin de mes.

También hay que tener en cuenta que cada vez que queramos salir del país tendremos que coger un avión. Además es un país muy pequeño, y si eres un “culo inquieto” ésto te terminará por quemar al final.

Pero lo peor quizás sea que aquí casi todo el mundo está de paso, lo que te creerá una sensación de vacío, al ver que todas las amistades nuevas que hagas se acaben marchando de la isla.

Se me ha olvidado poner en el apartado de cosas buenas las playas, en este vídeo podrás ver las mejores:

Ahora que ya sabes cómo es vivir en Malta, puedes ver más artículos parecidos accediendo a nuestra categoría de ➽➽➽ Europa.

Compártelo con tus amigos!!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*