Vivir en Phoenix

Phoenix, situada en el estado de Arizona, es una de las ciudades con mayor calidad de vida dentro de los Estados Unidos. Sin embargo, hay algunos factores que nos imposibilitaran llevar una vida tranquila. Ahora vamos a ver los pros y los contras de vivir en Phoenix.

Ventajas de vivir en Phoenix

El costo de vida en Phoenix es bastante bajo si lo comparamos a otras ciudades estadounidenses con una área metropolitana y una densidad de población parecida. Además, hay que tener en cuenta que el impuesto por ventas en Arizona es uno de los más bajos del país. La vivienda, dentro de lo que cabe, tiene un precio que se pondría considerar asequible; hay casa nuevas de 3 habitaciones que están a la venta por unos 170.000 dólares.

Quienes se trasladan a Phoenix tienen en cuenta las previsiones de futuro que dicen que la ciudad se expandirá en los próximos años, y por el ende, el precio de la vivienda subirá. Por lo tanto, comprar un piso o tener un negocio en Phoenix podría ser visto también como una inversión.

Otra razón que puede despertar tu interés por vivir en Phoenix es la vida nocturna. Hay una gran número de bares y pubs en los que podrás tomar la “última”. Pero no sólo por la noche te lo pasarás bien, ya que también hay atracciones turísticas de las que disfrutar por el día. Tampoco hay que ignorar la proximidad que tendrás con probablemente la mejor maravilla natural de todo el mundo, el Gran Cañón.

Arizona es uno de los estados preferidos por los padres para criar a sus hijos, y eso se debe en gran medida a la baja tasa de criminalidad. Además, la tasa de graduación en secundaria es de un aceptable 79%. Diversas fuentes sitúan a Phoenix como una de las 10 mejores ciudades para formar una familia.

Aunque mucha gente detesta el clima de la ciudad, sí que es cierto que en los meses de invierno se está muy bien aquí. Las temperaturas medias en esta época del año es de unos templados 15℃.

Desventajas de la vida en Phoenix

No nos engañemos, en Phoenix los extranjeros no son bienvenidos. Uno de los estados más raciales del país es Arizona, y a la mínima sospecha que tengan de que seas un indocumentado te detendrán. De hecho, detienen a cientos de estadounidenses todos los meses sólo por la sospecha de que son gente sin papeles. Incluso teniendo el permiso de residencia, el trato con los residentes no será el mismo, ya que suelen ser más fríos con la gente que viene de fuera.

Si no te gusta el calor, definitivamente no te recomendaría que te mudaras a Phoenix. En los meses de verano el bochorno es casi insoportable. Las temperaturas medias en los meses de junio, julio y agosto superan los 40℃.

Con relación al segundo punto, muchos analistas señalan a Phoenix como la primera gran ciudad de Norteamérica gravemente perjudicada por el cambio climático. Si la cosa sigue así, las previsiones no son nada halagüeñas en los próximos años; la escasez de agua podría detener los planes de crecimiento de la ciudad.

En este vídeo puedes ver algunos de los trucos de los residentes en Phoenix para combatir el extremo calor:

Contenido relacionado:

RECOMENDACIÓN
Como has visto, si no te gusta el calor no deberías de vivir en Phoenix. En nuestra categoría de ➽➽➽ Norteamérica hay otras ciudades en las que sí te podría interesar vivir.
Compártelo con tus amigos!!Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*