Vivir en Roma

Romance, comida, construcciones solemnes y paseos en vespa a la luz del crepúsculo; eso es lo que viene a la mente cuando se piensa en Roma, porque ¿quién no se ha sumergido en lo que las películas hollywoodenses clásicas han retratado para nosotros? Y es que la Ciudad Eterna es todo eso, pero también es mucho más. Hay ciertos aspectos mundanos, buenos y malos, que deben tomarse en cuenta a la hora de decidir si vivir en Roma.

Ventajas de vivir en Roma

Sus exquisitos alimentos: La comida es una de las atribuciones más comunes que se asocian a la nacionalidad italiana, y con razón. Los quesos, las hierbas, los vegetales, el helado y el sinfín de alimentos hipercalóricos propios del lugar hacen agua la boca, pues poseen un sabor, una frescura y una variedad imposibles de imitar en otra parte del mundo. En Roma, por ser la capital, hay diversos restaurantes, pero la mayoría de ellos son de distintas regiones italianas; toparse con un restaurante internacional es cosa rara. Eso sí, la comida en la calle suele ser un poco costosa.

Arquitectura histórica y atractiva: Así mismo, no puede esperarse otra cosa más que una amplia gama de estructuras arquitectónicas y otro tipo de herencias culturales, pues estamos hablando de una ciudad cosmopolita con casi 3.000 años de historia y arte. Aquí podrás encontrar una gran cantidad de edificaciones que fueron construidas durante los tiempos del imperio romano.

Distintos lugares para asistir: Roma es ideal para todo tipo de preferencias y edades; las personas pueden entretenerse ya sea en discotecas (Piper Club), bares (Vendita Libri, Cioccolata e Vino), parques (Villa Borghese), museos, edificaciones históricas, paisajes naturales y eventos.  Algunos de los lugares más icónicos de la región son:

  • El Coliseo
  • La Fuente de Trevi
  • El Enclave de la Ciudad del Vaticano
  • La Capilla Sixtina
  • El Foro Romano

NOTA: Si vas a visitar la ciudad, en nuestra web te podemos dar algunos tips para visitar Roma.

Educación de Calidad: Roma es, además, una ciudad universitaria, pues hay un total de 46 universidades que cuentan con una educación sobresaliente. Correspondiente a esto, los estudiantes universitarios tienen ciertos beneficios. Los libros y fuentes de información son más económicos en las bibliotecas universitarias, el agua potable es gratuita, en visitas a los monumentos históricos les ofrecen descuentos –a veces incluso pueden acceder sin pagar- y los billetes del metro o el tranvía son relativamente asequibles para ellos.

Clima variado: Su clima, según la clasificación climática de Köppen, es mediterráneo. Eso quiere decir que los veranos son templados y calurosos, las lluvias prevalecen durante la primavera y el otoño, pero el frío hace presencia durante el invierno. Unido a su variedad de paisajes, la Ciudad Eterna es el perfecto equilibrio entre campo y ciudad. Hay de todo: colinas, campos, el río Tíber, la isla afluvial Tiberina, el lago de Bracciano y mucho más.

Economía diversificada: También es importante resaltar que en Roma no hay industrias pesadas, sino que la economía está monopolizada por los servicios, la tecnología, la banca y sobre todas las cosas, el turismo. Cabe mencionar que Roma es considerada el quinto centro de moda más importante a nivel mundial, y que cuenta con las instalaciones de producción de cine y televisión más grandes de Europa continental.

Desventajas de la vida en Roma

Alto costo de vida: Roma es hermosa y sofisticada, pero no es perfecta. Un claro ejemplo de ello es el alto costo de vivir en ella. Todo lo que es hecho en Italia es económico, pero al ser un país de pocos recursos naturales, todo lo importado y ciertos servicios son costosos; por ejemplo la gasolina, la electricidad y el gas.

Tienes más información en nuestro artículo de ➽➽➽ ¿Cuál es el coste de la vida en Roma?

Dificultad para transitar por las calles: Así mismo, sus calles son tan bastante difíciles de transitar. Es la capital y un centro turístico, que además cuenta con construcciones muy antiguas que al realizarlas no se planificó la afluencia de muchos vehículos, por lo que sus calles angostas y avenidas principales suelen ser un apogeo frenético. Es preferible frecuentar el transporte público a tener un vehículo propio.

Procesos burocráticos lentos: Por supuesto, un punto vital para quienes leen este artículo: obtener permisos es difícil, pues es un proceso altamente burocrático. Aunado esto al alto costo de vida, emigrar a Roma amerita de conseguir un trabajo preferiblemente antes de que siquiera hayas llegado al lugar. Conseguir cualquier tipo de papeleo oficial en Italia es un proceso complejo, por ello se recomienda tener un abogado bilingüe en caso de emergencia.

Abunda el arte “ilegal”: Es pertinente mencionar que al ser una ciudad vieja y abarrotada, los grafitis y calles sucias no son extraños, y que la mayoría de los apartamentos del centro son pequeños e igualmente antiguos.

En pocas palabras, Roma puede ser un sueño o una pesadilla, según el ojo de quien lo vea. Por supuesto, es innegable que la ciudad es majestuosa y hermosísima, pero hay ciertos detalles que no son muy atractivos, en especial si se busca una vida tranquila. Roma es una metrópolis, su vida es agitada, ruidosa y veloz; es un lugar viejo de espíritu joven.

Sea cual sea tu estilo, Roma te brindará memorias irremplazables y te quitará el aliento más de una vez.

Si no quieres tener problemas en Roma, no debes de hacer estas cosas:

Contenido relacionado:

RECOMENDACIÓN
Ya has visto lo que significa vivir en Roma. Visita nuestra lista de ➽➽➽ Europa para ver cómo viven en otras ciudades de dicho continente.
Compártelo con tus amigos!!Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*