Vivir en Salamanca

Si tu futuro más cercano pasa por vivir en Salamanca como estudiante quiero que dediques unos minutos a leer este artículo para que veas qué es lo mejor y lo peor de la vida en esta ciudad.

Ventajas de vivir en Salamancasalamanca

Si algo podemos destacar de esta ciudad son sus universidades. Un montón de alumnos venidos de todas partes del mundo optan por estudiar aquí debido al maravilloso ambiente estudiantil que hay. La universidad más antigua y probablemente la más reputada de España se encuentra aquí, la Universidad de Salamanca. Por ella han pasado personajes muy destacados de las ciencias, política y artes españolas, tanto de alumnos como de profesores; siendo los más conocidos:

  • Miguel de Unamuno
  • Adolfo Suárez
  • Calderón de la Barca
  • Tomás de Torquemada
  • Hernán Cortés
  • Luis de Góngora

Otra de las cosas buenas de vivir en Salamanca es el ambiente nocturno. Al haber tanta gente joven en la ciudad las noches aquí son muy largas, y los bares y pubs siempre están a rebosar de gente. Por cierto, una recomendación; si vienes no dejes de probar las deliciosas tapas.

Aquí no vas a encontrar gente estresada ni con un ritmo de vida muy alto, como suele suceder en las grandes ciudades. Cuando vengas a Salamanca vas a tener una paz interior que no vas a encontrar en ningún otro sitio.

Salamanca es una de las capitales de España en las que más asequible sale vivir, en concreto un 3% menos que la media española. Y además, los salarios aquí son un 5% más altos que en el resto del país. Sin duda una buena combinación para que tu dinero valga más.

Pero si algo es especialmente barato son los precios de los pisos. Puedes encontrar buen alojamiento por entre 400 y 500 euros al mes.

Inconvenientes de la vida en Salamanca

Salamanca no te puede ofrecer los mismos servicios que las grandes ciudades debido a su reducido tamaño. La falta de anonimato también puede ser un problema, ya que aquí todo el mundo te conoce y no podrás hacer algo sin que la gente que conoces se entere.

Salamanca es un lugar muerto culturalmente. En los últimos años se han cerrado muchos museos, y los pocos que quedan están infrautilizados.

La importante brecha generacional que hay también es uno de los problemas de la vida en Salamanca. La mayoría de personas tienen o más de 60 años, o entre 19 y 25 años. Además, los jóvenes que vienen a estudiar sólo están de paso, ya que casi ninguno se queda a vivir de forma permanente en la ciudad.

Y quizás uno de los motivos por los que se vayan es por la falta de oportunidades que hay. Licenciados en matemáticas, biología, química, informática y física tienen que mostrar su talento en otro lugar debido a la escasez de empresas que hay.

Tendrás que comprar guantes, gorro y un paraguas para pasar el invierno. Las temperaturas en esta época del año rondan los 4 grados centígrados.

Y ya por último hay que hablar de la deficiente comunicación con otras ciudades importantes de España, en especial con Madrid. El AVE de momento no pasa por aquí, ni tampoco se le espera.

Descubre más sobre esta ciudad en un vídeo que a mí personalmente me gustó mucho:

Si te gustado este artículo sobre vivir en Salamanca te agradecería que me dieras tu opinión de si te irías o no a residir a esta ciudad.

➽➽➽ Para ver artículos similares a éste visita nuestra categoría de Europa.

Compártelo con tus amigos!!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*