Vivir en Santiago de Compostela

Santiago de Compostela está ubicada en la Comunidad Autónoma de Galicia, al noroeste de España, y es una preciosa ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Fue fundada en el año 820 y desde entonces ha sido un importante centro de peregrinación para los cristianos. ¿Te gustaría vivir en Santiago de Compostela? Veamos cuáles son los pros y los contras de esta población.

Ventajas de vivir en Santiago de Compostela

Santiago de Compostela, como toda Galicia, es un lugar muy verde. Allí donde mires encontrarás parques y jardines, y no te sentirás encerrado en una ciudad. De hecho, hay más de un millón y medio de metros cuadrados de espacios verdes públicos, así que tendrás un montón de sitios para pasear.

Además de como lugar de peregrinación, Santiago de Compostela es conocida también por su universidad. Es, con diferencia, una de las más baratas de España, lo que hace que muchos estudiantes nacionales y extranjeros decidan vivir en Santiago de Compostela.

Esta importante población estudiantil le aporta mucha vida a la ciudad que, a pesar de su escaso tamaño, es muy animada. Siempre está llena de gente y se organizan muchos eventos culturales y musicales. El ambiente nocturno es bastante bueno, y encontrarás numerosos bares por donde salir.

NOTA
Una de las ventajas de que Santiago de Compostela sea una ciudad pequeña es que podrás ir andando a todas partes. Casi no tendrás que usar el transporte público, con el consiguiente ahorro que eso implica.

Y hablando de ahorro, te sorprenderá ver lo barata que es la vida en Santiago de Compostela. El alquiler de un piso de unos 80 metros cuadrados en una zona normal te costará apenas 450€. Puedes ajustar mucho más tu presupuesto compartiendo piso, ya que una habitación te saldrá por menos de 230€.

Pero es que los precios del resto de cosas son también bastante económicos, pudiendo comer de menú en un restaurante por apenas 10€.

Y precisamente la comida es una de las cosas que más disfrutarás de vivir en Santiago de Compostela. El plato más emblemático de Galicia es el Pulpo á feira, pulpo cocido y aliñado con aceite de oliva, sal y pimentón, acompañado normalmente de patatas cocidas.

Pero también podrás disfrutar de otros pescados y mariscos, de la empanada con diversos rellenos, o de la excelente carne a la brasa. Muy típica también es la Tarta de Santiago, un delicioso dulce de almendra.

Desventajas de la vida en Santiago de Compostela

Lo peor, sin duda, de vivir en Santiago de Compostela, es su clima. Los días son frecuentemente grises y oscuros y llueve mucho, especialmente en invierno. Las temperaturas medias de esa estación rondan los 8 grados, y la sensación de frío es mayor por el constante viento.

Bien es cierto que, a cambio, los veranos son bastante agradables y no pasarás calor, pero el tiempo frío y húmedo puede ser un serio inconveniente para muchos.

Como hemos dicho, Santiago de Compostela es una localidad pequeña, y si estás acostumbrado a ciudades grandes puede que te sientas un poco agobiado. La vida aquí es más tranquila que en otras zonas de España, así que debes valorar qué tipo de ambiente estás buscando.

Eso sí, en verano, por las peregrinaciones del Camino de Santiago, la ciudad se llena de turistas y puede también llegar a resultar molesto. No podrás pasear a gusto por el centro histórico y te costará encontrar sitio en muchos restaurantes.

¿Qué tal si ahora vemos 10 cosas que hacer en Santiago de Compostela?:

Contenido relacionado:

¿Te parecen demasiado importantes las desventajas de vivir en Santiago de Compostela? No te preocupes, si vas a nuestra parte de ➽➽➽ España, podrás buscar la ciudad idónea para ti.
Compártelo con tus amigos!!Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*