Vivir en Sao Paulo

Si se busca una de las urbes más pobladas del mundo, la primera metrópoli de América, y el centro financiero y cultural del continente, entonces Sao Paulo es la respuesta. Clasificada como una ciudad global de tipo Alfa, vivir en Sao Paulo es sinónimo de cultura, entretenimiento, moda y negocios. Se la conoce como la Ciudad que No Puede Parar, pues su heterogeneidad económica y cultural hacen de ella un lugar frenético, vivo y complejamente hermoso.

Ventajas de vivir en Sao Paulo

Mayor urbe de negocios de la región: Gracias a su población con alto poder adquisitivo, mano de obra cualificada, la mejor infraestructura del continente, la oferta cultural y la de entretenimiento, el mayor mercado hotelero de Latinoamérica y el amplio acceso a la tecnología, Sao Paulo se posiciona como el mejor centro económico para invertir y asentar sedes en cuanto a empresas de talla internacional se refiere. Es decir, la perspectiva para el empresario es muy favorable.

Algunas empresas de renombre cuya sede latinoamericana está en Sao Paulo son Facebook, Google, JBS, Yahoo, Goldman Sachs, entre otros.

Clima: La ciudad cuenta con una temperatura promedio de 19°C. Es un lugar de temperaturas subtropicales, y por ende, los veranos y los inviernos suelen ser de temperaturas moderadas, perfectas para disfrutar de las costas y al mismo tiempo no morir de calor.

Zona urbanística playera, cultural y de negocios: Sao Paulo es la ciudad que no duerme, la ciudad que no puede parar, y es porque es el mayor centro turístico de la región, no sólo del turismo de ocio sino también del turismo de negocios. Más de la mitad de las personas que asisten al lugar lo hacen debido a ferias o reuniones de negocios, pero no por ello la ciudad deja de ser una promesa de diversiones y descubrimientos. El lugar no sólo cuenta con sus bellas costas de marfil, sino que las colonias holandesas, japonesas, españolas y portuguesas han añadido una atractivo extra en cada una de sus áreas de entretenimiento. Una variedad de platillos inimaginables, centros comerciales, calles de lujos, la mayor cantidad de rascacielos en el mundo después de Nueva York y Japón, hoteles, hostales, teatros, cines, restaurantes, discotecas, bares, boutiques, museos y eventos deportivos y musicales.

Desventajas de la vida en Sao Paulo

Desempleo y altos costos de vida: A pesar de ser la ciudad más grande en términos económicos de toda Sudamérica, Sao Paulo tiene un alto grado de desempleados o personas profesionales que han tenido que acudir al mercado informal. Esto es una consecuencia de la gran competencia laboral del lugar y, por supuesto, de los altos costos de vida. Si no se tiene un sueldo elevado y se sabe administrar lo que se perciba, muy probablemente se llega con la cartera ajustada al final de mes.

El sueldo mínimo es alrededor de 1.432 reales, es decir, unos 350$. Comparado el sueldo mínimo con los gastos pues no alcanza si se está acostumbrado a cierto status. Por ejemplo, un carrito de mercado con lo justo y necesario equivale a unos 300 reales (si es una compra familiar); ahí ya se te fue casi la cuarta parte del sueldo, sin contar educación, alquiler, transporte y entretenimiento.

Educación: Esto se enlaza con el apartado anterior, pues pagar por educación privada para los hijos es casi una prioridad. Estudiar en un colegio del sistema público es una opción, sí, pero no una opción muy recomendable, pues la calidad de los profesionales y la educación que se imparte deja mucho que desear, por no mencionar lo inseguro de los barrios donde se encuentran y, cabe mencionar, lo peligrosos que algunos niños pueden ser. Esto nos lleva a otro punto.

Desigualdad social: La ciudad, como es costumbre en todo Brasil, tiene un contraste socioeconómico bastante intenso. Sí, Sao Paulo es una belleza en infraestructura, cultura, paisajes y más, pero así como hay personas con mucho poder adquisitivo, hay otras que apenas les alcanza para comer. Las favelas se encuentran a las afueras de la ciudad, pues el centro es el dominio de los rascacielos y la gente de traje, pero la otra población sigue estando ahí bien presente.

Inseguridad: Todos estos aspectos negativos están íntimamente relacionados. Son simples matemáticas: si el Estado no invierte como debería en el sector público y el sueldo mínimo no es suficiente para mantener un estilo de vida cómodo, pues entonces se produce pobreza. La pobreza se traduce en la proliferación de zonas que urbanística y sanitariamente son un desastre y, por supuesto, la delincuencia. En San Paulo la inseguridad es uno de los aspectos que mas afecta a sus ciudadanos.

En conclusión, hablar de vivir en Brasil es una decisión que debe tomarse muy a conciencia, en especial si se habla específicamente de una ciudad como Sao Paulo. Ella se caracteriza por muchas cosas buenas, pero otras que también son bastante malas. Como todo, hay pros y contras, pero a la hora de decidir hay que sopesar si las buenas son los suficientemente buenas para opacar a las malas o viceversa. Hay quienes describen la experiencia de vivir en Sao Paulo como una aventura hermosamente caótica, pero es necesario que cada quien experimente por sí mismo.

Este vídeo personalmente me gustó mucho. En él podrás ver qué puedes hacer durante tu estancia en la ciudad:

Contenido relacionado:

¿Estás seguro de querer vivir en Sao Paulo? Mientras te piensas la respuesta puedes ver cómo es la vida en otras grandes urbes de ➽➽➽ América del Sur.

Compártelo con tus amigos!!Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*