Creo que es un crimen cómo están los precios para vivir en Bolivia con los sueldos tan bajos que cobran; para mí es indignante. Un saludo.

Responder