Vivir en Bremen

Son muchas las personas que deciden hacer las maletas para vivir en Bremen, ya sea por trabajo o para terminar su carrera universitaria. Si eres una de ellas y barajas realmente la posibilidad de mudarte a esta ciudad de cuento al noroeste de Alemania, no te pierdas las ventajas y desventajas de residir aquí.

Ventajas de la vida en Bremen

¿Te imaginas vivir en una ciudad de cuento? Seguro que has oído hablar de la famosa historia de los hermanos Grimm: Los Músicos de Bremen. El burro, el perro, el gato y el gallo que decidieron dejar sus hogares y ganarse la vida como músicos son el icono de la ciudad, contando con una estatua en pleno casco histórico.

Pero no es sólo esta escultura la que nos puede llamar la atención, también la estatua de Roland, nombrada Patrimonio Cultural de la Humanidad en el año 2004. Aunque lo verdaderamente impresionante es la arquitectura hanseática de la ciudad, cuyos edificios fueron seriamente dañados durante la II Guerra Mundial y reconstruidos usando fotografías y mediante la colaboración de sus ciudadanos.

Hablando de sus ciudadanos… Los habitantes de Bremen son muy agradables y van a intentar ayudarte siempre que puedan, aunque pocas veces serán ellos los que se lancen a hablar primero. Muchos de ellos hablan algo de español, aunque las conversaciones se suelen tener en inglés o en alemán.

En cuanto a su medio de transporte, lo mejor es dejar el coche aparcado y pasear por sus calles (muchas de ellas tienen el tráfico restringido). Eso sí, ten cuidado con el tranvía. Más de uno se ha llevado ya un susto, puesto que atraviesa todas las calles y, si vas ensimismado mirando los edificios, te puedes encontrar delante de él.

NOTA
Una curiosidad sobre los semáforos de Bremen: en todos te vas a encontrar una pegatina diciéndote que pases en verde, sobre todo ¡si hay niños mirando!

Al igual que otras ciudades alemanas, tiene una tasa de criminalidad por debajo de la media europea. Aún así, no está de más que vigiles el bolso o la cartera cuando pases por zonas muy concurridas.

Pero no es oro todo lo que reluce…

Desventajas de vivir en Bremen

A pesar de que hemos dicho que muchos de sus habitantes hablan algo de nuestro idioma, nos vamos a encontrar que en bastantes museos o lugares públicos las visitas guiadas son en inglés o en alemán.

RECUERDA QUE...
Si por casualidad tienes un accidente o te pones enfermo, recuerda que es obligatorio tener un seguro de salud que cubra los gastos de atención médica, así como las medicinas.

Costo de la vida… Si vas a vivir tú sólo, ten en cuenta que el gasto de media (para una persona) ronda los 800€/mes, sin contar el alquiler. El piso de un dormitorio en pleno centro de Bremen cuesta aproximadamente 650€/mes (100€/mes menos si decides instalarte en las afueras).

A ese gasto, tal vez debas añadirle un buen abrigo y un paraguas. La baja temperatura en invierno, donde el termómetro no supera los 8ºC de máxima, la primavera tardía y sus 8 días de lluvia al mes (como mínimo), hacen que pasear por sus calles en esas épocas del año sea un reto apto sólo para los más valientes.

¡Atento a este vídeo! En él se muestran algunas cosas que puedes ver y hacer dentro de Bremen:

Contenido relacionado:

¿Vivir en Bremen ya no te llama tanto como hace un rato? No te desanimes, en nuestra lista de ➽➽➽ Europa podrás escoger el lugar perfecto.
Compártelo con tus amigos!!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*