Vivir en China

Una experiencia que nunca se te borrará de la memoria es vivir en China, pero esta potencia mundial también tiene sus baches. Si te estás preguntando ¿cómo son los chinos con los inmigrantes?, ¿qué tan difícil es la adaptación? y ¿cómo conseguir trabajo siendo extranjero? Nosotros te explicaremos todo con detalle a continuación.

Ventajas y desventajas de vivir en China

Los vehículos siempre están en buenas condiciones, son espaciosos, aseados y puntuales. Y debido a que China está apostando por la energía renovable, puedes acceder a estaciones de bicicletas públicas y a diferentes medios de transporte ecológicos (como las scooters y motos eléctricas).

En China la tecnología está bastante desarrollada, sobre todo si hablamos de las grandes ciudades. Aquí serán contadas las ocasiones en las que tengas que usar el papel moneda, pues casi todo lo pagarás con tu móvil escaneando los códigos QR.

La música, los monumentos, festivales y las tradiciones de China la hacen un lugar único y muy divertido para vivir; siempre está pasando algo, y si vives en las ciudades principales te encontrarás algo interesante que ver en las calles todo el tiempo.

Los chinos son bastante hospitalarios y amables, en especial en las ciudades pequeñas y alejadas. Aunque sí que es cierto que en las calles de las grandes urbes te puedes encontrar gente maleducada, en tu círculo social y laboral generalmente estarán encantados en ayudarte con cualquier problema que tengas sin esperar nada a cambio.

China es un país muy seguro para vivir, y el Gobierno chino se ha tomado con tanta seriedad este tema que han puesto cámaras en casi todas las esquinas. No importa lo solitaria que sea la zona en la que estés ni la hora a la que salgas, aquí es poco probable que seas víctima de algún acto delictivo.

La comida en China es tan variada que muchos dicen que nunca llegas a probar todos los platos que existen, y además es muy apetitosa y con sabores únicos.

Desventajas

Contaminación ambiental

A pesar de que últimamente se están creando campañas de concientización y el ambiente se nota un poco más fresco, la actividad industrial sin regulación en China ha llevado los niveles de CO2 a cantidades peligrosas. Antes de realizar cualquier actividad al aire libre o siquiera pensar en salir a la esquina, los habitantes de las grandes urbes chinas verifican el nivel de contaminación del aire en una app en sus smartphones, y a veces tienen que salir con mascarillas/tapabocas.

Sobrepoblación

Para darte una idea, tan sólo en la ciudad de Shanghái cabe la mitad de España. Esto hace que en horas pico, vacaciones y los fines de semana sea casi imposible hacer cualquier cosa en la calle, ya que para casi todo tendrás que esperar en colas interminables o sofocarte en tumultos de personas. Y, claro, el metro será tu peor pesadilla si tienes que usarlo para desplazarte al trabajo en China.

El tráfico y la educación vial

Uno de los aspectos que debería mejorar China de forma imperiosa es el irrespeto por las normas de tránsito. Es muy raro cuando un conductor decide darte el paso, y normalmente no tienen intenciones de frenar mientras cruzas la calle aun cuando tienes semáforo en verde.

La burocracia

Para casi cualquier cosa hay que llenar una gran cantidad de formularios y todo debe pasar por una serie de regulaciones y aprobaciones del Gobierno que pueden estancar tus proyectos, sobre todo si eres emprendedor o empresario. A pesar de que en el marco legal te encontrarás con tropiezos y limitaciones, una vez que los superes podrás formar parte de un mercado tan amplio que cualquier negocio que logre consolidarse tendrá un éxito asegurado.

Los comerciantes aprovechados

Por más años que vivas en China te será imposible ocultar que eres extranjero, y esto da pie a que algunos vendedores o taxistas intenten cobrarte 10 veces más del valor real de las cosas. Por supuesto, esto no ocurre en todas las culturas orientales ni en todas partes del país, pero igualmente debes estar atento a este tipo de cosas.

El desarraigo

Emigrar es una decisión y un proceso difícil. Si no estás acostumbrado a viajar y no has vivido antes en otros países, debes tener en cuenta que te sentirás muy fuera de lugar por algún tiempo si vienes a vivir en China. Esta sociedad tiene tanto sus cosas buenas como otras no tan fáciles de digerir, y los que no son capaces de establecer buenas relaciones aquí se van más rápido de lo que llegan.

Bloqueo digital

En China las redes sociales occidentales (como Facebook, Twitter, Instagram, YouTube…) están bloqueadas por el Gobierno para controlar la información que consumen sus habitantes y promover sus propias redes sociales. De esta manera, cada una de ellas —incluyendo TikTok— tienen su propia versión china, y para acceder a las otras tendrás que usar un VPN, lo cual hace más lento el internet y consume más rápido la batería de tu móvil.

¿Es caro vivir en China?

La respuesta a esta pregunta tiene muchas matices, puesto que estamos hablando del país más poblado del mundo, lo que significa que hay posibilidades infinitas, y cada extranjero ha tenido trabajos mejor pagados que otros. Pero, según la experiencia de muchos, vivir en China es bastante barato (especialmente por la comida). Por lo tanto, es casi seguro que cualquier empleo que consigas te permitirá sustentarte mientras buscas algo mejor.

Es aconsejable que no te aventures a venirte con tu familia o a tener una de buenas a primeras en el país si no vienes con un contrato de trabajo a tiempo completo y bien remunerado. Aquí los alquileres son algo costosos, y es posible que los primeros años tengas que conformarte con pisos demasiado estrechos y sin comodidades (como la calefacción).

Como siempre, el costo de la vivienda dependerá en gran medida de la ciudad en la que vivas, pero China tiene la ventaja de que cada localidad tiene fijado su propio salario mínimo. Por ejemplo, el sueldo básico de Shanghái es de unos 330 $, mientras que en Guangxi es de 152 $, cantidad suficiente para pagar tu alquiler y las compras mensuales. De todas maneras, la mayoría de la población china gana mucho más que el salario mínimo.

Observa todos los precios y costos de servicios en ➡ Costo de vida en China

Mudarte a China sin saber mandarín

Mudarte a un país como este sin conocer el idioma es un riesgo que no te recomendamos tomar, a menos que viajes con motivos de estudio y sepas un poco de inglés (ya sabes, para poderte defender mientras). En internet podrás encontrar muchas becas para estudiar en China que te brindan alojamiento junto con otros extranjeros, por lo que el proceso de adaptación será mucho más llevadero que si vas por tu cuenta.

Fuera de estos círculos sociales internacionales, puede que el inglés no te sea de mucha ayuda para comunicarte, ya que la mayoría de los chinos no lo hablan muy bien, debido a que es una inversión que el Estado considera innecesaria. Por esta razón, te aconsejamos descargar un traductor inglés – chino en tu smartphone y aprenderte las frases más esenciales.

CONSEJO
Algunas palabras en mandarín cambian de significado dependiendo del tono en el que las pronuncies. Así que, mientras desarrollas este aspecto, aprende a escribir las más esenciales (las que te ayudarán a pedir indicaciones y ordenar comida), y lleva siempre contigo papel y lápiz.

Cómo conseguir trabajo siendo extranjero

En las pequeñas ciudades es difícil conseguir trabajo como extranjero, pero hay otras donde se encuentran más oportunidades laborales debido a que albergan sedes de empresas internacionales. Algunas de las ciudades donde es más fácil conseguir trabajo en China son Pekín, Shanghái, Shenzhen, Guangzhou y Kaifeng.

La mejor opción es hacer que te contrate una empresa de China desde el exterior o que la empresa para la que trabajas tenga convenios con otra en este país asiático. Si te inclinas por la primera opción, debes tener un buen dominio del inglés, ya que las empresas que contratan extranjeros normalmente son internacionales.

¡Esta adorable chilena nos cuenta cómo es su vida laboral en Pekín!:

Cerca del 90% de los trabajos que se ofertan en China para los hispanohablantes son como traductor o profesor inglés – español, y otro pequeño porcentaje corresponde a los trabajos especializados donde se requiere también buen dominio del inglés (como desarrolladores, diseñadores, ingenieros, etc.).

Mayormente los extranjeros que vienen a China entran con visa de estudiantes, la cual les prohíbe trabajar en el país. Aun así, algunas empresas no le prestan mucha atención al hecho de que no tengas permiso laboral, siempre y cuando sepas inglés y tengas al menos un nivel B1 en mandarín.

1 comentario en “Vivir en China”

  1. Soletipo Alazán

    Pues a mí también, sólo que el idioma chino, es que está muy difícil neta, pues mejor no voy, ¿Para qué? Pero bueno, a ver si siquiera intento practicarlo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *