Vivir en Japón

Si hablamos de un país que supo crear una sociedad con arraigados valores de respeto, compromiso, dedicación y sentido de pertenencia, ese es Japón. Esta potencia mundial se atrevió a compartir un poco de su cultura y sus enseñanzas de la vida con el occidente y, para su sorpresa, fueron bien recibidas y aceptadas. Si eres uno de ellos, déjanos explicarte todo lo que debes saber para vivir en Japón, pues aquí hay mucha tela que cortar. ¿Preparado?

Ventajas y desventajas de vivir en Japón

Japón
Por 12 años consecutivos Japón se mantuvo entre los 10 países más seguros del mundo en la lista de Global Peace Index realizada por el Instituto de Economía y Paz. El Estado japonés sabe muy bien que no solo basta con aplicar leyes rigurosas para mantener una baja tasa de criminalidad; también es necesario exigir que los cuerpos de policía impartan actividades y charlas en los colegios, con el fin de inculcar en los pequeños un claro discernimiento del bien y el mal, lo que es plausible de lo que es deshonroso.

¿Sabías que en Japón te pueden multar por llevar un paraguas mientras conduces una bicicleta? Incluso pedalear alcoholizado te puede llevar a la cárcel.

La cultura japonesa le da una especial importancia a la limpieza y el orden. De hecho, lo relacionan con la purificación del alma; el arte de la perfección solo se lleva a cabo en ambientes impecables. Por esta razón te sorprenderá ver todas las calles de Japón extremadamente limpias. No encontrarás ni una sola envoltura ni excremento en las calles… ¡pero tampoco verás papeleras por ningún lado!, así que cada vez que compres algo con envoltura piensa en que lo tendrás que llevar contigo hasta casa.

Japón tiene un índice de vida de 176,46, lo que lo posiciona como el decimocuarto país con mejor estándar de vida en el mundo, justo por debajo de Estados Unidos. ¿Esto qué significa? Básicamente, que podrás disfrutar de un buen salario, caminar seguro por las calles y respirar tranquilo sabiendo que estás en un país con uno de los mejores sistemas sanitarios.

Si hay algo que sorprende a los extranjeros es el nivel educación y cortesía con la que son tratados. También podrás estar seguro de que disfrutarás de una excelente atención en los establecimientos, y si te tropiezas con alguien recibirás una disculpa como respuesta —aunque haya sido por un descuido tuyo—. Incluso al recibir un favor o al hablarte se disculparán contigo, como si se sintieran mal por «quitarte el tiempo». Solo procura no responder «de nada», o puede que se lo tomen mal.

Esta es una de las cosas que te enamorará del país nipón, y si eres fanático de sus animes quizá ya lo habrás notado: Japón cambia de color con las épocas del año. Para que te des una idea, en la primavera las calles se pintan de rosa debido al brote de las flores de sakura; y en otoño los árboles se tiñen color rojo, naranja y dorado, y no del ocre pálido al que estamos acostumbrados.

Desventajas

1. El costo de vida

Así como Japón ofrece buenos sueldos, seguridad y salud, también te abrumarán un poco sus exorbitantes precios. La salud pública —como ya dijimos— es excelente, pero procura contratar un seguro básico de salud si no quieres que una consulta médica te duela en los bolsillos. Asimismo, debes planificar muy bien tus diligencias del día para optimizar el tiempo y ahorrar un poco en transporte, porque lo necesitarás.

DATO CURIOSO
En Japón es más caro coger el Shinkansen (el tren bala) que comprar unos billetes de avión hacia el mismo destino.

2. El verano

En primavera y otoño podrás deleitarte paseando por las calles y cruzando los puentes entre los lagos pintorescos… Pero todo cambia en verano, cuando el clima se hace insoportable debido a esa mezcla de calor con humedad que produce una sensación incómoda en la piel. Y si creías que eso era todo, la mencionada estación se despide de nosotros con fuertes tormentas (producidas por el clima húmedo y caliente), durante las cuales se pueden originar tifones.

3. La superpoblación

Te sorprenderá cuán normal es para los japoneses hacer interminables colas por todo. Incluso pueden esperar como si nada 40 minutos o una para ser atendidos en un puesto de comida rápida. Y si hablamos de las grandes ciudades como Tokio, los lugares públicos y sobre todo los sistemas de transporte estarán congestionados en casi todo momento.

4. Como extranjero, te será muy difícil encajar

Ser un hombre extranjero aquí tiene sus ventajas, ya que a las japonesas les suelen llamar la atención los occidentales. Sin embargo, a donde vayas siempre levantarás miradas, y  darán por hecho que no conoces el idioma —aunque lleves 7 años viviendo allí—, por lo que te hablarán en inglés. Y lo más sorprendente del caso: a veces te encontrarás con alguien que, aunque le hables en perfecto japonés, todavía pensará que tratas de decir otra cosa, y te mirará extrañado hasta encontrarle la correcta interpretación a tus palabras.

5. Los japoneses no son muy sociables

Para ponerte en contexto: la vida cotidiana de los japoneses está llena de protocolos, sonrisas cansadas y demasiadas normas sociales. Así que no es extraño que les dé tanta pereza conversar con alguien nuevo o saludar a los vecinos. Y si por suerte llegas a hacerte un amigo, probablemente aceptará quedar contigo una vez al mes, siendo optimistas.

6. La comida

Es verdad que los japoneses comen muy saludable y que es fácil adelgazar aquí. Pero algo que vas a extrañar con tu alma será la comida procesada de tu país, pues aquí los embutidos, los dulces —y todo en realidad— sabe muy simple. En un principio no le encontrarás sabor al jamón, y el queso no te sabrá a queso tampoco, ya que los occidentales estamos acostumbrados a sabores más concentrados.

💼 ¿Cómo encontrar trabajo en Japón?

En los últimos años Japón ha abierto sus puertas a los extranjeros cada vez más debido a la necesidad de encontrar fuerza laboral. En primer lugar te recomendamos leer los requisitos para vivir y trabajar en Japón, y así sabrás lo que debes hacer según sea tu caso.

En internet podrás encontrar muchas empresas niponas que, en su mayoría, buscan extranjeros para puestos de traductor o profesor de lengua. Las mejores en su estilo son GaijinPot Jobs y CareerCross. Si tienes un buen nivel de inglés y ya tienes experiencia en la enseñanza es muy probable que te tomen en cuenta para estos puestos. También —aunque en menor medida— buscan profesores de español, así que con un poco de suerte una empresa podrá solicitar tus servicios y tramitarte un permiso de trabajo, lo que te facilitará la residencia si no la tienes aún.

Si eres un profesional altamente cualificado, tenemos buenas noticias: Japón atrae a personas como tú con una visa especial de residencia para ti y tu familia. Las áreas de actividades avanzadas más solicitadas son de investigación académica y de gestión de negocios.

¿Quieres aprender un poco más sobre Japón con Luisito Comunica? ¡Seguro que sí!:

Te recomendamos:

2 comentarios en “Vivir en Japón”

  1. Nicole Valentina

    Me encantaría vivir en Japón. Siempre que veo los vídeos de Ruthi san, cuando ella explica lo complicado que es adaptarse, pero también lo bonito que es estar allá, me da mucha emoción xdd pero claro, se hace más fácil si te casas con un japonés, como lo hizo ella 🙁

    1. Diego Dienemann Soto

      Una de las desventajas de vivir en Japón es que es un país muy sísmico, ya que por su ubicación en el Cinturón de Fuego del Pacífico tendrás que evacuar muchísimo de tu casa o edificio. Además hay devastadores tsunamis que te obligarán a subir al cerro más cercano lo más rápido que puedas y después del tsunami queda todo destruido y tienes que comprar un auto nuevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *