Saltar al contenido

Vivir en un barco

¿Sabías que puedes residir en un barrio flotante? Poco a poco se incrementan las oleadas de personas que deciden vivir en un barco. En España, por ejemplo, los números muestran un aumento en la venta de embarcaciones que pueden servir para vivir. Por supuesto, antes de tomar una decisión en tal sentido primero debes conocer algunas de las ventajas y desventajas que te acompañarán en la experiencia a bordo.

NOTA
Antes de enumerar las ventajas, es importante que tomes nota que debes contar con un velero de al menos 45 pies de eslora, cosa que comprenderás más adelante.

Ventajas de vivir en un barco

Todo puede comenzar por saber que no necesitas pagar hipoteca o alquiler, una gran ventaja que está siendo aprovechada por personas tanto jóvenes como jubiladasIgualmente disfrutas del aire limpio y fresco del Mediterráneo, lo que te permitirá mantener buenas condiciones tanto en lo físico como mentalmente, ya que la tranquilidad te ayuda a olvidarte del estrés, siempre alejado del bullicio de las calles.

Si antes de dar el paso tienes alguna duda relacionada con la comodidad, desde ya te informamos que estas embarcaciones están equipadas con casi todo lo que tienes en una casa en tierra. Tu casa flotante puede estar equipada con cocina, barbacoa, lavadora y hasta chimenea de leña. Claro está que todo dependerá de las capacidades de la embarcación.

A esto debes agregar el ahorro que supone no tener que pagar por el servicio de luz, ya que todo puede ser alimentado por medio de placas fotovoltaicas, y hasta mejorar sus prestaciones con un sistema de aprovechamiento eólico.

Como ves, solo deberás preocuparte por los gastos de alimentación, algo en lo que tu casa marítima va a ser un gran aliado. Lo decimos porque puedes ofrecer paseos de fin de semana a las parejas, con lo que obtendrías unos 500 euros en cada ocasión. Una gran ganancia, si vemos que los gastos mensuales en alimentos suelen rondar los 450 euros.

Por si no bastan todas estas ventajas, toma nota que tu lugar de residencia puede ser tan grande como el mar, pudiendo trasladarte a cualquier lugar del mundo las veces que quieras y en el momento que consideres oportuno.

Desventajas de la vida en un barco

Visto que antes de comenzar la vida en un barco debes avisar a las autoridades portuarias, puede que tengas que enfrentarte a algunas trabas administrativas. Siempre encuentran la manera de poner límites a la condición de vivienda de los barcos en las zonas portuarias. Debes tomar nota de procurar cumplir con absolutamente toda la documentación y condiciones atinentes a la seguridad marítima.

También debes estar atento porque si no cuentas con suficientes conocimientos de mecánica y otros aspectos sobre el mantenimiento de tu casa flotante, verás subir los costes de estos servicios que de por sí son algo caros.

Otra desventaja es que tendrás que vivir pendiente de los fenómenos relacionados con las condiciones climáticas, sobre todo en el caso de que decidas navegar por las diferentes partes del mundo.

En este vídeo te vas a hacer una mejor idea de lo que te espera:

Ahora que ya has averiguado cómo es vivir en un barco, te pediría que nos des un me gusta en las redes sociales para hacer viral el contenido. Gracias de antemano 🙂

¿Dónde quieres vivir?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *