Saltar al contenido

Vivir en un hotel

¡Sí! A todos se nos ha pasado esa idea por la cabeza alguna vez, y hasta podemos decir que forma parte de los sueños de unos cuantos. Y si hablamos de hacerlo en un alojamiento de 5 estrellas, entonces la posibilidad pasa de ser un sueño a convertirse en un verdadero ensueño, imaginando poder disfrutar de confort en todo momento. Sin embargo, la imaginación lleva su dosis de engaño, y a continuación te haremos saber algunas ventajas y desventajas de vivir en un hotel.

Ventajas de vivir en un hotel

Ya estarás imaginando la cara que pondrán tus amigos al otro lado del teléfono cuando les digas que estás viviendo en un hotel ¡de 5 estrellas! Si eso no te hace subir la autoestima, entonces pocas cosas lo van a poder lograr.

Al ser un establecimiento pensado para brindar toda clase de atenciones a sus huéspedes, estarás complacido al comprobar que tu habitación siempre estará limpia, arreglada y, por qué no decirlo, nunca dejará de tener un aspecto agradable y elegante. Mirar esa cama de tamaño King-size, y saber que a unos pasos dispones de una ducha hidromasaje, es suficiente para que al principio te sientas igual o tal vez mejor que en casa.

¿Te gusta mucho el café? ¿Sí? Entonces estás en el lugar soñado. Cuando vives en un hotel de gran categoría te puedes servir todas las tazas que quieras, y en todo momento. Agrega a eso que todos los desayunos ¡serán gratis! El servicio al cuarto hace que no te tengas que preocupar por comprar jabón o champú, y por supuesto papel higiénico. Igual con eso de hacer la cama, ya que vas a encontrarte con sábanas limpias y planchadas.

Sabes que disfrutas de muchos servicios sin tener que pagar factura; la electricidad, el agua, el cable e internet corren por cuenta de la casa. Lo mismo vale para la piscina, el gimnasio y otras cosas, como la sala de vídeo.

Tienes oportunidad de conocer gente nueva con la que socializar, que ya sabemos pueden ser la fuente de nuevas oportunidades de vida. Además, en estos hoteles nunca faltan los eventos de todo tipo como bodas, fiestas y reuniones de diferentes temáticas, que igual te pueden servir para lo mismo.

Inconvenientes de vivir en un hotel

Ciertamente son muchas las comodidades que te proporciona un hotel, entre ellas la posibilidad de agregar algún mueble para el caso de que quieras convertir tu habitación en la oficina de trabajo. Pero eso no impide en que sea para ti un espacio impersonal, ya que nunca podrás personalizarla completamente a tu gusto con tus muebles y adornos. ¡Y ni hablar de tener mascotas!

¿Te encantó la parte de los desayunos gratis? En ese caso trata de no perdértelos nunca. Para eso será necesario que, dependiendo del hotel, siempre te levantes antes de las nueve; después de eso tendrás que esperar al almuerzo y en muchos casos pagar por él.

A menos que tengas una gran suite, nunca podrás gozar de un espacio para recibir a tus visitas. Vivirás en una monotonía total al estar encerrado siempre en la misma habitación con las cosas en la misma posición mientras vivas ahí, lo cual puede ser muy enfermizo.

2.300 dólares por noche es lo que vale vivir en este hotel de lujo. ¿Merece la pena?:

Otros artículos que te gustarán:

Espero que este artículo te haya servido para saber los pros y los contras de vivir en un hotel. ¡No te marches! Aún te quedan por ver muchos más artículos de ➽➽➽ Vivirenn.com.

¿Dónde quieres vivir?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *