Saltar al contenido

Vivir en Oklahoma

Hace más o menos un siglo la ciudad de Oklahoma era una tierra de hierba, polvo, vaqueros y suaves colinas que desembocaban en praderas. Hoy en día es una ciudad de explotación petrolera, pero también es convergencia de culturas, centro de entretenimiento, comidas grill y valores tradicionales. Es la capital y la ciudad más grande del estado homónimo, cuenta con al menos un millón de habitantes y cada uno de ellos te podrá confirmar que vivir allí puede llegar a ser un negocio muy placentero. Sí, vivir en Oklahoma, el lugar de las pieles rojas, es asegurar los negocios y la familia.

✅ Ventajas de vivir en Oklahoma

Ciudad pequeña, tráfico pequeño: A diferencia de las grandes urbes metropolitanas, Oklahoma no tiene un tráfico que te obligue a llevar un paquete de pastillas para el dolor de cabeza. Los precios de los automóviles son bastante asequibles y el de la gasolina también, o por lo menos en comparación a la media nacional. Estas tres condiciones además de las tres autopistas interestatales favorecen la adquisición de un vehículo propio, que es el medio de transporte más común en este lugar.

Buena educación: La región cuenta con un sistema educativo bastante amplio, ya sea la educación primaria, la secundaria o la educación superior. Además, hay que añadir que la educación pública es de muy buena calidad y prepara muy bien a los profesionales, de acuerdo a los resultados arrojados en un estudio realizado por la Universidad de Cambridge. Por supuesto, también hay centros educativos privados y parroquiales de buena calidad, pero no es necesario invertir en éstos.

Por su parte, las universidades de la ciudad son varias y cuentan con diversos departamentos especializados. Además, por si fuera poco, también ofrecen becas deportivas a los jugadores de fútbol americano; en esta ciudad el fútbol universitario es casi un ritual sagrado, así que a los jugadores de dicha disciplina se les ofrece muchas facilidades.

Parques y recreación: A pesar de no estar cerca de montañas o playas, el lugar cuenta con una cantidad considerable de parques urbanos, jardines botánicos, un zoológico con un gran anfiteatro, parques de atracciones y muchos lagos que ofrecen actividades recreativas acuáticas. Aquellos que aman pasar tiempo al aire libre podrán gozar de ello en un ambiente muy familiar.

El coste de vida: La ciudad de Oklahoma ofrece un doble beneficio imposible de ignorar, y esa es la experiencia de vivir en una gran urbe sin tener que invertir la cantidad de dinero que suele gastarse en otros lugares de las mismas dimensiones económicas, sanitarias, educativas y de entretenimiento.

Los sectores más grandes de la economía local son la industria del gas natural, el petróleo y cualquier otro producto relacionado, pero también resalta la presencia de la base de la Fuerza Aérea y el centro económico; esto supone grandes fuentes de empleo. Aunado a lo barato del alquiler y la comida, esto hace de la ciudad una opción accesible económicamente hablando.

❌ Desventajas de la vida en Oklahoma

Condiciones climáticas: Tiene un clima húmedo subtropical, lo cual no es un problema en sí mismo, sino más bien lo extremo que puede llegar a ser. Durante el verano las temperaturas son tan altas y sofocantes que los incendios en los alrededores son cosa bastante común. Por el contrario, durante el invierno hace mucho frío y las lluvias son inclementes, por lo que las inundaciones tampoco son nada raro. Lo más alarmante de vivir en Oklahoma es que sufre constantemente de granizo y especialmente de tornados, por lo que puede llegar a resultar bastante riesgoso.

Largas distancias: Oklahoma sigue en movimiento y apunta al desarrollo, pero aún tiene un largo camino que recorrer para igualar a las ciudades más famosas del país. Por ejemplo, hay muchas zonas rurales y, a menos que se viva en el centro, todo queda lejos. Un tiempo promedio para movilizarte de casa a una zona más urbana puede ser fácilmente de treinta minutos, lo cual no es muy cómodo, en especial si se está acostumbrado a tener todo al alcance de la mano.

Poca diversidad étnica: No es que no haya tolerancia y distintas culturas en el área, pero las zonas siguen estando muy segregadas. No es extraño que al llegar a Oklahoma veas manzanas o hasta municipios enteros solamente ocupados por gente blanca o al contrario, lo cual puede resultar molesto para aquellos que valoren y estén acostumbrados al roce, al intercambio de conocimientos y tradiciones con todo tipo de personas.

En definitiva, Oklahoma es una de las ciudades más tradicionales del país norteamericano. Es un lugar propicio para iniciar y nutrir una familia, pues tiene una sociedad con unos principios bastante arraigados. Las personas son amables, la economía es bastante estable y los precios son bajos. Es la máxima expresión de lo que llaman vida americana. Sin embargo, las zonas aisladas, la poca diversidad cultural y sobre todo las condiciones climáticas extremas pueden resultar poco atractivas. Es cuestión de gustos y vivir en carne propia la experiencia de residir una temporada en este maravilloso lugar.

En este vídeo dispones de la experiencia de una chica latina que está viviendo en Oklahoma. ¡Es muy importante lo que cuenta!:

Si te has llevado un chasco con esta información y no deseas vivir en Oklahoma, quizás visitando nuestra sección de ➡️ Norteamérica encuentres la ciudad perfecta para ti.

¿Dónde quieres vivir?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *